sábado, 1 de mayo de 2010

Vespertino


Me levanto una tarde soleada, y lo veo todo gris. Mis pies andan delirando. Se mueven sin motivación, sin saber que hacer ni que harán. Mi cabecita recordó las diversas cosas que hacen que la vida sea querida, pero, ellas, las malditas que no, acechan, convertiéndo a sus opuestas en sueños. Ahora solo yacen en mí ustedes. Enhorabuena, han ganado la batalla, el premio es mi tortura. Destrozadme pequeños belcebúes, jugad en mi cabeza, hasta que rompais vuestro juguete favorito.

1 comentario:

L?rika dijo...

Bueno, ya lo sabrás pero todo es según del color del cristal con que se mire. No hay mal que por bien no venga... etc. Ya conoces todos esos refranes o dichos populares... no basta con que los memorices, aplícatelos. Respecto al corto, sé lo difícil que te puede resultar a tí y a cualquiera organizar eso y que se lleve a cabo finalmente. No sé que haré al final, lo que pienso es que no parezco ser la más indicada para grabarlo porque no estoy entusiasmada con el proyecto y quizás me guste más estar tras las cámaras. Busca a alguien que realmente quiera porque yo me lo estoy pensando cada dos por tres. Lo seguro es que te ayudaré con la banda sonora, eso no me importa y además me interesa. Saludos pequeño niño brillante.

Publicar un comentario