lunes, 5 de abril de 2010

Desenredos


Al fin pude liberarme. Mis ariscos dientes mordieron, arrancándo los pensamientos que envolvían mi cabeza. Fuí saliendo de esa crisálida de miedo y timidez, y aunque acabe herido, la llaga más profunda fue borrada a la vez que la crisálida. Para lo demás espero sanar.

1 comentario:

L?rika dijo...

¿Lo has escrito tú? Ya no sé cuando son textos tuyos o canciones de Björk xdd. Sea lo que sea, me alegro (respecto al texto). Ponte bueno :).

Publicar un comentario