martes, 23 de marzo de 2010

Zorra


¿Cómo se puede ser tan retorcida?

¿La persona que te ha engendrado puede ser a quien más odies del mundo?

¿Cuando tocará fondo?

¿Cómo le puede gustar a una persona sufrir, arrastrando a todos lo que le rodean?

¿Cómo puede ser eso humano?

No lo entiendo, de verdad.

martes, 9 de marzo de 2010

Wanderlust

Dios que bello era todo.
Nada más llegar, todo lo que me esperaba que sería, lo fue. Todos esos callejones que se perdían en la lejanía, los carteles de art nouveau, los susurros de canciones contemporáneas francesas tocadas por un viejo acordeonista y el aire que bailaba a su son,... .

Cuando entraba en algún sitio, creía estar en otro planeta. Todos hablaban un idioma que no entendía, pero me gustaba. Todo era distinto a aquí, eso también me gustó. Ojalá volviese.

sábado, 6 de marzo de 2010

Obertura.

Buenas blogeroncios.

Algún día caería, y bueno, ya me veis. Ya os iré contando estupideces que irán pasando a lo largo de mi atípica vida. Os dejo el primer boceto de un monologo interior creado para un posible corto, llamado ¨Si te he visto no me acuerdo¨. Trata sobre el amor entre dos personas que se llevan viendo toda la vida por el rabillo del ojo. Son totalmente diferentes, pero idénticos sus subsconcientes. Ya me direis:

Te veo ¿Dónde estás?
Mios ojos no llegan a percibirte, pero si mis otros cuatro sentidos, desde que naciste.
Te siento. Tócame.
Aquí me tienes, con el alma al desnudo, en la esquina de mi habitación, donde la pared es fría y húmeda. Mientras mis desesperados dedos bailan, pulverizando los trozos de pintura escarchada, te sienten, como si bailaras al mismo son.
Pongo mi pecho contra la pared. Hace frío, pero se calienta cuando apoyas el tuyo. Posa tu lengua temblorosa en mí, humedeciéndome como esta pared. Parecemos orugas, restregándonos
entre nosotros mismos, pero sin tocarnos. Nuestros cabellos traspasan los muros creando un nuevo ser, ser que se fue formando a raíz de nuestra existencia, dividido en dos partes que ansian unirse. Nos parecemos a esta fruta, sus dos partes se separan por un rabillo. Es un sentimiento más placentero y maravilloso que el mismo sexo. Somos placeres entrelazados a distancia.
Te conozco ¿Quién eres?